jueves, 1 de marzo de 2012

Viaje de un niño - Au Revoir Simone



Y al final se quedó dormido.
--------------------------------------------------------------------------------

Era algo rutinario de la infancia de todos: subíamos al coche y quedábamos hipnotizados por adelfas que se repetían, por quita-miedos que subían y bajaban como montañas rusas y por un sol que nos acariciaba la cara. Disfrutábamos; jugábamos con las figuras e intentábamos con coraje que la música de la radio acompañara tan maravilloso espectáculo. No hacía falta más, no había caprichos ni PSP'S, sólo observábamos.

Gran canción de Au Revoir Simone (A violent yet of flammable world) y humilde vídeo grabado en un trayecto Málaga-Sevilla, cuando al conducir miré por la ventana y recordé aquellos maravillosos viajes de niño. Mejor es que al montarte tú, vuelvas a llenar tus ojos de esa sencilla magia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso y entrañable! tanto el vídeo con su música como el texto que lo acompaña... Deseando que vuelvas a publicar. :)

Anónimo dijo...

wooooww qué recuerdos... qué lindo pararse a pensar en esas pequeñas cosas!

Pablo García Muñiz dijo...

Precioso vídeo. Me lo he puesto con la pantalla en grande en el monitor y me han venido una cantidad de recuerdos de la infancia a la cabeza increíbles.. Espectacular ;-)

Al - @bajadlasluces dijo...

Muchas gracias a todos.. :-)es un homenaje a quedarse empanado mirando la ventana jeje

Perséfone dijo...

Suscribo tus palabras. Se echa mucho de menos la forma en que valorábamos las pequeñas cosas por aquel entonces.

Muy bien escogida la banda sonora para esta entrada, por cierto.

Un abrazo.